GRAVE CRISIS DE ESTABLECIMIENTOS EN PUERTO MADERO

RESTAURANTES AL BORDE DEL ABISMO POR LAS OBRAS DE “EL PASEO DEL BAJO”

GRAVE CRISIS DE ESTABLECIMIENTOS EN PUERTO MADERO

43 locales resisten y aún conservan la fuente de trabajo de cientos de familias, a los que el avance desmesurado de las obras deja entre “la espada y la pared”, en la disyuntiva de seguir o cerrar sus puertas si no se ofrecen urgentes soluciones concretas del Estado que reduzcan el impacto negativo que causa el proyecto público. Esta realidad tangible de verdadero. El caos en la zona, provocado por las obras y los múltiples cortes que esta genera, impone una nueva baja en el consumo gastronómico.

ACCESOS CERRADOS

Actualmente los accesos al sector norte de los restaurantes se han reducido de 14 alternativas a sólo una. Se trata de un carril por Macacha Güemes. Se han ido cerrando también los ingresos por Antártida Argentina, Viamonte y Corrientes. En el sector sur el panorama no es mucho mejor. Aunque quedan algunos, los accesos también se han restringido drásticamente. Alicia M. de Justo, desde Moreno hacia Córdoba, tiene apenas un carril habilitado para circular. DEL APOYO INICIAL AL RECLAMO EMPRESARIAL

El apoyo expresado por los empresarios a las mejoras en la zona se ha tornado primero en molestia y actualmente en reclamo por la segura pérdida de puestos de trabajo de cientos de familias -entre puestos directos e indirectos- que se encuentran ociosos ante la limitación de la clientela. Mientras tanto el comerciante continúa soportando una alta presión impositiva y cumpliendo todas las múltiples obligaciones que por ley debe atender frente al estado y a sus trabajadores.

La Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) ha promovido desde antes del inicio del plan de obras, espacios de diálogo en todos los niveles ante el Gobierno de la Ciudad y empresas intervinientes como AUSA, sumando a los asociados perjudicados por el avance de las obras y a todos los comerciantes afectados directamente; elevando mecanismos y soluciones  de aplicación gradual sobre el problema con el objetivo de minimizar mayores perjuicios que conviertan en ruinosos a los emprendimientos gastronómicos de Puerto Madero. La buena predisposición de todas las partes en acercarse y comprender esta realidad límite no alcanzan y la falta de decisiones concretas por parte del estado para reducir el daño han colocado a los empresarios en un punto de inflexión ante la realidad de pensar en el cierre de los establecimientos.

ACCEDER A LOS RESTAURANTES DE PUERTO MADERO ES ACTUALMENTE UNA ODISEA

Llegar al Polo Gastronómico situado sobre la Avenida Alicia Moreau de Justo, desde el norte u oeste, se ha tornado una pesadilla que reduce las expectativas de que algún comensal frecuente la excelencia de la oferta del lugar. Para alcanzar el objetivo el transeúnte o automovilista debe ingresar por el único y estrecho acceso disponible en Macacha Guemes, dirigiéndose hasta la rotonda en cercanías del Hotel Hilton, retomando Moreau de Justo (de un solo carril actualmente) para recién poder acceder a establecimientos tan variados como:

“Il Gatto”, “Sottovoce”, “Bice Buenos Aires”, “El Mirasol del Puerto”, "Las Lilas", "Bahía Madero", "Sorrento", "La Cabaña", "Happening", "Sushi Club", "La Parolaccia", "Le Pain Quotidien", "El Mirasol", "Sottovoce", “Cabaña Villegas”, “Chila”, “Le Grill”, “Gourmet Porteño”, “Simone” “Marcelo”, “La Percanta”, “Osaka”, “Rodizio”, “Puerto Cristal”, “Asia de Cuba”, “Lupita”, “The Beer Spot”, “Española Way”, “Brasas Argentinas”, “El Museo del Jamón”, “La Bisteca”, “Café Martínez”, “Eat Bar”, “Johnny B Good”, “Nachi s”, ”Único”, ”Brasas Argentinas Sur”, “La Parolaccia”, “Casa Túa”, “Madero Tango”, “Cucina D onore”, “Siga la vaca” o “Estilo Campo”, entre otros que corren la misma y nefasta suerte.

INCERTIDUMBRE ANTE LA REDUCCIÓN DE PLAZAS DE ESTACIONAMIENTO: DE 4700 A SÓLO 1500 De 4760 plazas disponibles que había antes de la obra, se prevé que quedarán tras las reformas apenas 1500. El Ente encargado de la obra todavía no tiene determinado el lugar geográfico en el que estarán ubicadas las playas. Los empresarios necesitan que eso esté definido y asegurado desde ahora, para no encontrarse con otro problema más una vez que la obra esté terminada. MÚLTIPLES PROBLEMAS SIN RESPUESTA OFICIAL A los cambios de sentido de circulación de las arterias principales y el cierre de numerosas calles que impiden a clientes, proveedores y trabajadores el ingreso libre a la zona, se suman otros problemas derivados de la “megaobra” emprendida. A saber: falta de limpieza, organización de eventos internacionales que blindan la zona comercial al resto de la población ajena al barrio y la competencia desleal sobre la Av. Antártida Argentina con un patio abierto a los Food Trucks sin regulación clara. Para revertir esta situación los empresarios han iniciado una firme oposición y reclamo ante el actual estado de las cosas, ya que en muchos casos no llegarán a aprovechar las ventajas de contar con un Paseo como el proyectado. Actualmente se desconoce cuántos emprendimientos sobrevivirán para el momento en el que la faraónica obra esté terminada.

PETITORIO

Señores autoridades, señores de la prensa y público en general:

Los empresarios gastronómicos y las organizaciones representativas del sector, nos encontramos en estado de alerta atento la grave situación por la que atraviesan nuestros negocios. A la crisis económica que venimos sorteando hace años, se suman los serios perjuicios que las obras del Paseo del Bajo irrogan a locales comerciales. No nos oponemos a la obra ni al progreso, pero es imperioso que las autoridades atiendan a nuestras inquietudes y nos den respuesta a nuestros planteos.

Cuatro mil trabajadores con sus familias y nuestras legítimas inversiones, dependen de que nuestros negocios sigan abiertos. Hemos sido escuchados, no lo negamos, pero ser escuchados no implica ser atendidos. Nuestros reclamos exigen respuesta y no oído, por ello, les pedimos a quienes nos gobiernan que con carácter de urgente tengan a bien ubicar en sus agendas, con carácter prioritario los siguientes temas:

1) Espacios destinados al estacionamiento vehicular (en la actualidad, en el devenir de la obra y en el futuro).

2) Desfinanciamiento de las empresas por la caída estrepitosa del público y de las ventas.

3) Imposibilidad de mantener las fuentes de trabajo.

4) Indiferencia estatal ante una presión fiscal injusta, atento a la afectación del polo gastronómico de Puerto Madero.

5) Descontrol en el tránsito vehicular.

6) Insatisfacción del consumidor que ya no quiere exponerse a la aventura de llegar a Puerto Madero.

La falta de respuesta a todos y cada uno de los puntos antes mencionados, torna insostenible la continuidad de muchos de los establecimientos firmantes. Los despidos y los cierres serán la consecuencia inmediata de la indiferencia del Estado a los problemas que desde hace larga data venimos planteando.

AHRCC, 22 de febrero de 2018 www.ahrcc.org.ar

Jueves 22 de Febrero de 2018 | Agenda